Facultad de Odontología Patología Oral / General / Bioestadística / Cariología Unidades de autoaprendizaje Autor: Dr. Benjamín Martínez R.

Traducción de “Clases Efectivas”, artículo de J Dent Educ

DISEÑANDO CLASES EFECTIVAS.

Traducido por: Dr. Benjamín Martínez R. Profesor Asociado, Instituto de Referencia de Patología Oral, Facultad de Odontología, U de Chile, de “Professional Development. Designing effective lectures. J Dent Educ 1996; 60:6-11″.

Nota del editor: Este artículo es el segundo tópico en lo que se espera sea una serie continuada para la tarea del educador dental. En este artículo es descrita la clase efectiva con suficiente información y sugerencias que pueden ser significativas para el lector. Estos aspectos están basados en un proyecto envíado en 1989 de la Universidad de Pittsburgh, Programa de Estudios Externos al National Curriculum for Dental Educators, titulado “How to Lecture Effectively, 2d. edition, by Claus JM (ed), hendricson BD, Kleffner JH, Scheid RC, Titus HW and Winter MG. Este artículo recibió una edición adicional de James Bader, William Mayberry, John Kleffner y joan Claus. El trabajo actual fue coordinado por Philip Feil.

La clase es el método de instrucción más frecuentemente utilizado, y abusado, en la educación odontológica. Una buena clase, bien desarrollada y bien presentada, puede ser enriquecedora, una experiencia estimulante tanto para el alumno como para el docente. Una clase mal preparada y expuesta, como cualquier otra forma de instrucción, puede ser un desastre. Una razón por la cual la clase es frecuentemente criticada como método de instrucción es por que la clase muy a menudo está mal diseñada y presentada en forma deficiente. Teniendo en cuenta que no puede ser posible que cada docente que realiza clases llegue a ser un tipo “orador de lengua privilegiada” “silver-tongued orator”, si es posible que cada instructor haga algunas cosas bien, tales como reconocer cuando una clase como método de instrucción es apropiado o inapropiado, utilizar el tipo correcto de clase para lograr sus objetivos, y emplear principios de aprendizaje en el diseño de la clase. El propósito de este artículo es ayudar a educadores del área odontológica a diseñar y entregar clases que sean efectivas.

UTILIZANDO CLASES

CUANDO UNA CLASE ES APROPIADA?

Las clases son indicadas cuando uno o más de las siguientes condiciones se presentan:

  1. La información no está fácilmente disponible a los estudiantes a partir de otros medios, tales como textos de enseñanza. La clase debe contener material, alcances o ejemplos que no son fácilmente disponibles para los estudiantes por otro medio.
  2. Los estudiantes son incapaces de sintetizar información a partir de una variedad de fuentes del conocimiento, tales como investigaciones recientes o nuevas técnicas que no son fácilmente accesibles, o los estudiantes no entienden las relaciones entre los conceptos.
  3. Presentaciones de casos o problemas conducirán a entregar información necesaria en una forma más efectiva.
  4. Los estudiantes no están motivados
  5. Los estudiantes no perciben claramente por qué esa materia debe ser aprendida.

VENTAJAS DEL METODO DE CLASES

  1. El método de clases es una forma económica y eficiente para la entrega de grandes cantidades de información a grupos grandes de alumnos.
  2. El método de clase puede ser utilizado para sintetizar información que los estudiantes han estudiado previamente en una variedad de contextos o para reforzar importantes conceptos o principios.
  3. La clase puede crear o facilitar el interés de los alumnos por un tema.
  4. El método de clase puede ser utilizado para representar o demostrar como un profesional (por ejemplo, un dentista, patólogo, farmacólogo, etc.) organiza la información y resuelve problemas.
  5. El método de clase puede permitir al instructor entregar información más actualizada que la de los textos de estudio.
  6. El método de clase puede ser utilizado para la presentación de casos.
  7. El método de clase puede ayudar a los estudiantes a organizarse ya que al entregarse una secuencia horaria de temas y de tests, requiere que los estudiantes revisen las materias en intervalos regulares.

DESVENTAJAS DEL METODO DE CLASE

  1. Los estudiantes son mentalmente pasivos al menos que el instructor utilice estrategias que requieran una participación activa.
  2. Las clases requieren un gran tiempo de preparación y planificación.
  3. El expositor debe desarrollar ciertas habilidades en orden de comunicar efectivamente y mantener la atención de los estudiantes.
  4. Los estudiantes tienen poca posibilidad de “feedbak” para determinar si ellos entienden lo que ha sido presentado.
  5. Con el método de clase es virtualmente imposible determinar diferencias individuales entre los estudiantes.
  6. La dependencia en el método de clase no motiva a los estudiantes para querer ser autodidactas (en el original “independent learners”).
  7. Es difícil mantener la atención de los estudiantes, especialmente si las clases están programadas repetidamente durante el día.
  8. Las demostraciones son difíciles de observar en auditorios grandes.

TIPOS DE CLASES

Generalmente se reconocen cuatro tipos de clases: diseminación de información, motivacional, demostración y lectura guiada.

Diseminación de información. Este tipo de clase es utilizado para entregar información y debe ser utilizado solamente cuando la información no está disponible en otras formas, tales como textos.Este tipo de clase no debe ser utilizado de otra forma. Clases breves de diseminación, o “briefings”, también pueden ser utilizadas para revisar un determinado aspecto, planteando puntos importantes. Un briefing no da nueva información. Es solamente una revisión.

Motivacional. Este tipo de clase puede ser utilizado para ayudar a los estudiantes a desarrollar un racional de por qué ellos deben aprender cierto material. Una clase motivacional ayuda a los estudiantes a poner temas en el contexto para un uso posterior. Una vez que los estudiantes conocen por qué se requiere que sepan algo, es más fácil que ellos después aprendan otra información basándose en cualquier formato.

Demostración. Este tipo de clase permite a los estudiantes observar técnicas correctas. Mientras que es eficiente para demostrar a un grupo grande la forma correcta de realizar una determinada acción, pude ser que procedimientos complejos puedan requerir demostraciones en forma repetidas y que los estudiantes necesitan practicar después de cada etapa o después de que varias etapas han sido demostradas. El mero hecho de observar una demostración no asegura la adquisición de habilidades odontológicas complejas. Más bien, al menos que los estudiantes no puedan ver las demostraciones claramente, este tipo de clase puede ser contraproducente. Desde luego, monitores estándar o de pantallas grandes pueden utilizarse para solucionar este problema de visibilidad.

Lectura guiada. Este tipo de clase utiliza un esquema que requiere que el estudiante participe activamente. El expositor presenta información a medida que los estudiantes completan partes de un esquema, o trabajan sobre problemas, o aplican información de la clase para solucionar un problema de un paciente. Este tipo tiene la ventaja de mantener a los estudiantes comprometidos durante la clase y/o les da la oportunidad de aplicar la información inmediatamente. Los estudiantes pueden trabajar solos o con sus vecinos más cercanos. El expositor puede también interrogar a uno o más estudiantes para obtener respuestas en puntos seleccionados durante la clase. Cuando esta última técnica es utilizada, es importante para el expositor reiterar la respuesta correcta y explicar porqué es correcta.

PRINCIPIOS DEL APRENDIZAJE

Teniendo presente que el objetivo principal de la clase es facilitar el aprendizaje, es crítico para el expositor entender los principios fundamentales del aprendizaje. Cada uno de estos principios deben ser parte integral de la planificación de una clase.

Principio 1. Los estudiantes deben tener pre-requisitos si ellos están para aprender. Todo lo que es aprendido se construye sobre información previa. La extensión en la cual los conceptos de pre-requisitos han sido aprendidos influirá la facilidad con que los nuevos conceptos son adquiridos. Pero no todos los estudiantes han adquirido la misma información antes de ingresar a la escuela dental y esto representa un problema para el expositor. En orden de solucionar esta dificultad, cada instructor debe conocer que estudiantes se espera que ya sepan algo al comienzo del curso. Algunos instructores pueden utilizar un test que cubre los pre-requisitos en el primer día de clases para identificar vacíos en el conocimiento. Si tales vacíos existen, el instructor deberá considerar formas para suplir esas deficiencias (por ejemplo, realizar clases de revisión, identificar referencias para que los estudiantes las estudien).

Principio 2. Los estudiantes aprenderán más si los contenidos son significativos para ellos. Significativo puede considerarse desde dos puntos de vista: experiencia pasada y objetivos personales. Si el material puede presentarse en una forma que relacione cada uno de estos factores, entonces el alumno estará mas motivado, aprenderá más rápido, y será capaz de utilizar lo que ha aprendido en un futuro.

El material puede hacerse significativo utilizando ejemplos que lleguen a los estudiantes o dando a los estudiantes varias experiencias mediante la presentación de casos o mediante simulación. Para nuestros estudiantes, el hecho de relacionar la materia a la odontología puede ser suficiente. Si la materia no puede hacerse significativa, los instructores deben explicar porqué es necesario que los estudiantes aprendan eso. Finalmente, si no hay una razón legítima para aprender esa materia, debe ser eliminada.

Una palabra de precaución: Es importante que los instructores utilicen vocabulario que sea entendido por los estudiantes. Esto no significa que nuevas palabras, especialmente términos técnicos, no puedan utilizarse. Sin embargo, significa que los términos técnicos nuevos deben ser definidos o explicados.

Principio 3. Los estudiantes necesitan practicar para poder aprender y lograr habilidades y conocimientos. Para la mayoría de los estudiantes la materia presentada en las clases es estudiada cuando van a tener un examen y/o van a ser interrogados. Aun en esos casos, muchas preguntas están en el nivel cognoscitivo más bajo: reconocer y recordar hechos. Para contestar tales preguntas los alumnos no requieren aplicar información o resolver problemas.

Una practica adecuada ocurre en un contexto que es similar a una situación válida donde dicha información, concepto o principio será utilizado (por ejemplo en una actividad relacionada al trabajo). Para la educación odontológica, el criterio apropiado es la atención dental. Un ayudante puede dar a los estudiantes trabajo en el área cognoscitiva mediante interrogaciones, dándoles problemas a resolver por presentación de casos, preguntando acerca de temas discutibles que requieran análisis y síntesis de información, y por simulaciones o manejo de problemas de pacientes. Los estudiantes deben ser requeridos a practicar utilizando la información que se les presenta en clase. Sin tal relevante práctica, los estudiantes no serán aptos con dicha materia, no la recordarán ni la aplicarán posteriormente cuando estén atendiendo pacientes. Los estudiantes deben practicar en la solución de problemas tanto como desarrollan sus habilidades manuales.

Para implementar este tipo de práctica, los estudiantes deben llegar a la clase habiendo leído información básica que será aplicada en la sesión práctica. Los ayudantes a menudo no desean incluir asignaciones de lectura debido a que creen que los estudiantes no leerán. Sin embargo cuando la clase está basada en una asignación de lectura previa y el ayudantes se circunscribe a dicho tema (o sea, rechaza entregar información que debía haber sido leída), los estudiantes pronto se darán cuenta que ellos deben completar sus asignaciones si es que no quieren quedar fuera de lugar. Es responsabilidad del ayudante establecer el tono de la clase.

Principio 4. Condiciones favorables de aprendizaje contribuyen al aprendizaje. La mayoría de los ayudantes desean desarrollar una actitud positiva en los estudiantes hacia los temas que están ellos enseñando. Este objetivo es más fácilmente logrado si la experiencia del aprendizaje es positiva. Un ayudante puede crear un medio de aprendizaje positivo demostrando entusiasmo por el tema, teniendo claramente establecidos los objetivos, demostrando la relevancia del contenido y dando una práctica apropiada en el uso del contenido del curso.

El ayudante puede también demostrar preocupación por los estudiantes al atender sus preocupaciones, respondiendo sus preguntas y demostrando un interés personal. La capacidad de recepción del estudiante para aprender y para con el ayudante como persona es mayor cuando el medio ambiente del aprendizaje es confortable y estimulante, más que cuando es un medio lleno de ansiedad o provocador de temores.

Principio 5. El material presentado en orden lógico se aprende más fácilmente. Cada tema tiene su propia organización y es importante presentar la información de acuerdo a esta estructura lógica. Una forma de identificar la estructura es primero diseñar el test que cubre el tema. Idealmente el test debe reflejar una situación de criterio en que la información de ese tema sería utilizada por el dentista. Una vez satisfecho con el test, el ayudante debe comenzar un dialogo interno, preguntándose “Cuál es la información previa que el estudiante debe aprender en orden de ser eficiente en dicho test?” Comenzando con la información más general y procediendo a la más específica, el ayudante identifica y secuencia todos los temas. Luego, la información más específica relacionada con cada tema es identificada y secuencial. Posteriormente el ayudante puede diseñar un esquema conteniendo los temas para ayudar a los estudiantes a seguir la estructura organizativa de las clases.

 

COMPONENTES DE LA CLASE COMO METODO DE INSTRUCCIÓN

El método de la clase tiene tres componentes: 1) la introducción, 2) el cuerpo, y 3) la conclusión. Cada componente tiene un rol único en el diseño de la clase efectiva.

LA INTRODUCCION

La introducción generalmente ocupa los primeros minutos de la clase. El propósito principal de la introducción es dar un esquema para el aprendizaje de los estudiantes. En la introducción el docente debe:

  • Establecer una relación con los estudiantes durante la primera clase. Decirles quién es ud. Decirles un poco acerca de ud. mismo y orientarlos acerca del curso en su totalidad. Aunque ud. dicte una o dos clases en un curso, es importante que ud. mismo se introduzca a los estudiantes.
  • Logre la atención de los estudiantes y condúzcalos hacia el tema. Esto se logra en mejor forma por: 1) presentando un problema significativo y utilizando la clase para solucionarlo, o 2) describiendo como la clase será importante a los estudiantes (es decir, por un aumento en la efectividad como ellos otorgarán atención de salud), o 3) relacionando a la curiosidad de los estudiantes (por ejemplo, “todos uds. han oído decir que…, veamos como funciona…).
  • Exponga el contenido esencial listando exactamente lo que ud. desea lograr durante la presentación. Para facilitar la toma de apuntes y hacer que los estudiantes capten la estructura básica de la clase, presente un breve resumen de los principales puntos de la clase. Esto permite a los estudiantes reconocer los principales aspectos y los secundarios de una clase y mantener una perspectiva adecuada de los temas que sigan.
  • Promueva necesidad de conocimientos previos. Los ayudantes pueden hacer esto revisando (o listando) que los estudiantes deben recordar de clases previas que será útil para lograr entender el tema del día.

EL CUERPO DE LA CLASE

El cuerpo es la parte fundamental de la clase. Su objetivo es cubrir el contenido necesario en una forma organizada mientras se mantiene la atención de los estudiantes. En el cuerpo de la clase el ayudante debe:

  • Cubrir el contenido que es planteado en el objetivo de la clase. Abarcar solamente ese contenido y abarcarlo al mismo nivel cognoscitivo como sea requerido por un profesional competente o para aprobar un examen final. Por ejemplo, si los estudiantes tendrán que resolver problemas en su práctica utilizando el material presentado en la clase o pasar exámenes, incluya la práctica del mismo tipo de solución de problema durante la clase.
  • Dele una organización lógica. El cuerpo de la clase puede ser utilizado para explicar: 1) como una idea más grande está hecha de varias más pequeñas, 2) el orden cronológico o la relación causa-efecto entre una serie de ítems, 3) el propósito de cada componente de un procedimiento, y 4) como un ítem puede ser comparado o contrastado con otro. Cuando una regla (o sea, una oración, si – y por lo tanto) se está presentando, asegúrese de dar un ejemplo que creara y facilitará su comprensión. Esté seguro de usar palabras que presenten la relación entre los distintos ítems (tales como, “por lo tanto”, “porque”, etc.). Enfatice los puntos más importantes con frases tales como “Es especialmente importante recordar que…”
  • Utilice oraciones transicionales. Estas oraciones indican que el ayudante se está desplazando a un nuevo aspecto del tema. Estas también permiten un breve espacio de “no contenido” en la clase lo cual le permite a los estudiantes pensar y tomar apuntes. Ejemplos de estas frases son : “Ahora hablemos de …” y “El próximo punto que me gustaría tratar es …”.
  • De oportunidades para practicar y retroalimentación (feedback). Por lo menos los estudiantes pueden ver facilitado su aprendizaje si el ayudante plantea preguntas, espera por sus respuestas, y luego da una retroalimentación concerniente a la exactitud de la respuesta. Esta técnica permite a los estudiantes determinar por ellos mismos si sus propias respuestas habrían sido aceptables. Las preguntas utilizadas deben ser similares a aquellas utilizadas en exámenes y deben en forma ideal reflejar la forma en que la información será utilizada en la vida real (es decir, preguntas basadas en casos).
  • Mantenga la atención. Mantenga los estudiantes atentos variando los métodos de presentación (es decir, oral, visual) y las actividades de los estudiantes (o sea, motívelos a anotar algún punto importante, utilizando preguntas, estudio de casos, y discusión), y recalcando cual es la información más importante (por ejemplo, utilizando diapositivas, transparencias, escribiendo en la pizarra, o simplemente diciendo “Este aspecto es tremendamente importante”).
  • Mantenga un ritmo apropiado. Debido a las dificultades de la comunicación y a las diferencias entre la velocidad de hablar (cerca de 110-130 palabras por minuto) y la velocidad de tomar apuntes los estudiantes (20-25 palabras por minuto), el material debe ser amplificado mediante explicaciones y ejemplos. Esto le permite a los estudiantes pensar acerca de la materia, entenderla mejor, y escribir notas significativas sin tener que preocuparse acerca del próximo punto importante. El ayudante debe fijarse en la audiencia para determinar si se está manteniendo un ritmo adecuado. Por ejemplo, la clase es muy rápida si los estudiantes están tomando apuntes en forma “desaforada” o “rabiosa”. La clase es muy lenta o aburridora si los estudiantes están mirando hacia arriba, leyendo el diario, o haciendo cualquier otra cosa distinta de prestar atención.

LA CONCLUSION DE LA CLASE

La conclusión sirve para reforzar el aprendizaje del alumno a partir de la información entregada en la clase y aclarar cualquier duda de comprensión de los conceptos presentados. Aunque el tiempo de la clase no haya sido suficiente para presentar total la materia, los ayudantes deben incluir los siguientes ítems en los últimos minutos de la clase:

  • Repetir y enfatizar los aspectos principales. Una conclusión efectiva esquematiza los principales aspectos de la clase. Debe utilizarse una oración transicional para indicar que se está resumiendo la clase más que pasando nueva materia (por ejemplo: “En resumen…” o, “En conclusión …”).
  • Preguntar a los alumnos si hay preguntas. Esta es la última oportunidad que tienen los alumnos para aclarar dudas. Para motivarlos a que pregunten, el ayudante debe preguntar si hay alguna pregunta y esperar 20 segundos. La pausa indica que las preguntas son bienvenidas, e incluso son esperadas en ese momento. Generalmente los alumnos son reacios a preguntar aunque exista tiempo para ello. La pregunta del ayudante ¿Hay alguna pregunta? Muchas veces es considerada como la forma de guardar e irse rápido. Por consiguiente, debe utilizar otra estrategia para preguntar si hay preguntas cuando los estudiantes no plantean ninguna, haga Ud. una pregunta. Dele tiempo a los estudiantes para pensar acerca de la respuesta y luego dígale a alguien que proponga una respuesta. Cuando los últimos momentos de la clase se utilizan para preguntas, es muy probable que los estudiantes comenzarán a preguntar.
  • Realice una estructura interclase. Los últimos momentos de la conclusión se relacionan a conectar esta clase con clases previas, como también con las que vendrán.

 

HABILIDADES AL REALIZAR UNA CLASE

Ciertos comportamientos juegan un rol importante en hablar en público en forma efectiva ya que ellos revelan actitudes y emociones del expositor. Existen dos comportamientos básicos a considerar: 1) cuerpo del lenguaje y 2) Voz.

Cuerpo del lenguaje

  • Distancia expositor-audiencia. Entre más objetos y distancia exista entre el expositor y la audiencia más formal será la atmósfera. Puede crearse una atmósfera más informal eliminando estos obstáculos. Por ejemplo, en lugar de quedarse parado detrás de un escritorio o podium, el ayudante puede utilizar un micrófono remoto y moverse por la sala.
  • Movimiento del cuerpo y compostura. Al estar recostado sobre un escritorio o podium puede indicar aburrimiento y desinterés. Quedarse en un lugar fijo y mirando hacia abajo, sujetarse al podium con ambas manos puede comunicar nerviosismo.
  • Expresión facial. Contacto ocular permanente ayuda a un expositor a establecer credibilidad y confianza con la audiencia. Una expresión facial placentera y un interés convincente en la materia refuerzan una actitud positiva entre los estudiantes.

Voz

  • Hable bastante fuerte para que todos lo oigan. Recuerde que su voz siempre sonará más fuerte a usted que a la audiencia.
  • Pronuncie claramente.
  • Limítese a estándares de pronunciación. No solamente debe pronunciar claramente sino que también debe pronunciar en forma aceptable. Una pronunciación peculiar será distractora.
  • Controle la velocidad de hablar. Un grado confortable para la mayoría de las clases es de cerca de 120 palabras por minuto. Cualquier forma más rápida impedirá que los estudiantes tomen apuntes en forma adecuada. Para que tenga una idea una conversación entre dos personas se desarrolla a 200 palabras por minuto.
  • Utilice una variedad vocal. Un tono monótono promoverá a su audiencia a quedarse dormida. Para crear una variedad, varíe la velocidad de entrega, suba y baje la voz, enfatice algunas palabras, utilice pausas para dar énfasis, y varíe el tono y la inflexión para diferenciar entre puntos importantes y secundarios.
  • Evite palabras de relleno. “Uh” y “Ah” son distractores. Por lo tanto, usted no debe temer pausas silenciosas que sirvan para enfatizar algunos aspectos y permiten segundos extras para que los estudiante tomen notas y usted ordene sus ideas.

EVALUACION DE LA CLASE

Los efectos de una buena clase deben ser discernibles por el expositor y por los estudiantes. Efectos inmediatos de una clase serían observables por el número y la naturaleza de las preguntas de los alumnos. Los efectos a más largo plazo deben incluir los medidos por test sobre la materia pasada. Es también posible que una clase bien organizada ahorre tiempo a los alumnos que necesitan para estudiar la materia. Las evaluaciones de la clase, formal e informal, serían también una fuente de información acerca de lo adecuada que ha sido una clase. El expositor debe ser capaz de preguntar a los alumnos y pedirles que completen un formulario de evaluación para ayudar a determinar que cosa, si existe, debe ser mejorada.

Una excelente forma de evaluar la clase por parte del ayudante es tener un vídeo tape y revisarlo en forma privada y/o compartida con los colegas. Muchas veces un expositor no sabe o no se da cuenta de manerismos u otras problemas porque el o ella está completamente ocupado en hacer la clase. Viendo un vídeo posteriormente puede sugerir cambios para mejorar la forma de la clase o el contenido de ella que de otra forma no serían aparentes. Otra forma de evaluar las clases y un curso en general es tener reuniones ocasionales con los estudiantes para pedirles a ellos que se puede hacer para que el curso sea mejor. Cuando esta clase de reuniones es enmarcada en el contexto de “ayuda al expositor para ayudar a los estudiantes”, puede haber una discusión muy provechosa.

 

 

RECOMENDACIONES DE LA LITERATURA

En esta parte resumimos la información más importante de la literatura acerca de desarrolla una clase efectiva y la presentamos como recomendaciones.

Recomendaciones relacionadas a la organización

  • Divida el tema principal en varios subtemas. Presente cada subtema con transiciones claras y/o resúmenes de los subtemas. No trate de cubrir todas las cosas o simplemente va a terminar confundiendo a los estudiantes.
  • Utilice libremente ejemplos. Para aclarar un punto y ayudar a los estudiantes a entender, repita la información en el contexto de un ejemplo que sea familiar a los estudiantes.
  • Relacione nueva información a información previamente presentada. El expositor debe dejar que los estudiantes sepan que una nueva serie de hechos no necesitan ser aprendidos como algo totalmente nuevo debido a que una serie de cosas que ellos ya han aprendido es similar a hechos que ya conocen, a menudo con una o dos diferencias. Muestre como algo es similar o difiere, de una información que los estudiantes ya han adquirido.
  • Utilice la introducción a su clase como una oportunidad para motivar. Origine en los estudiantes curiosidad y mantenga su atención planteando un problema que ellos sientan que debe ser solucionado y luego proceda con evidencia y ejemplos que los conduzcan a una conclusión. La parte final de su clase debe responder al problema o cuestión planteada en la introducción.
  • La clase en su totalidad deber converger hacia una conclusión que consista en un reforzamiento de los objetivos que dan mayor énfasis.

Recomendaciones relacionadas a Interacción

  • Una clase con preguntas (“práctica cognoscitiva”) ayudará a generar entendimiento, motivar a los estudiantes a una comprensión independiente y aplicación de la información, promover la solución de problemas, y pensamiento crítico, y motivar a los estudiantes para futuro aprendizaje. Adicionalmente esta interacción puede ser utilizada por el ayudante para evaluar el aprendizaje a través de la clase y determinar que necesita ser aclarado. Cuando una pregunta es hecha, debe darse suficiente tiempo a los estudiantes para que respondan. Preguntas retóricas (o sea, preguntas que llevan implícita una respuesta o que no requieran una respuesta directa de los estudiantes) pueden ser utilizadas para establecer la base para el próximo tema. Las preguntas pueden requerir que el estudiante recuerde conocimientos previos que se relaciona con la materia actual que se presenta (estimular el recordar información como prerequsito). También pueden preguntarse a los estudiantes para que apliquen la información actual a un problema en particular o a una simulación.

Recomendaciones relacionadas al clima de aprendizaje

  • El clima de aprendizaje es afectado en forma negativa por 1) comportamiento del ayudante que incluye idiosincrasias agravantes tales como frases repetidas (por ejemplo, “Ustedes saben que…”, “er”, etc.), respondiendo al estudiante en forma condescendiente y con falta de entusiasmo; 2) una clase que no es nada más que repetir o resumir aquello que se encuentra en una lectura asignada previamente; 3) ausencia de material visual (o sea, la clase no es más que una exposición oral); y 4) sarcasmo, condescendencia, falta de respeto y humor cuestionable.
  • Un clima de aprendizaje positivo puede ser creado con sonrisas ocasionales que incluso podría ser hasta risa. El también puede ser creado poniendo atención en la forma en que los estudiantes se han vestido, la forma como ellos preguntan, y como se desarrollan para responder. Cada respuesta de un estudiante debe ser tratada como una contribución valiosa.

Lecturas adicionales

  1. Broadwell MM. The lecture method of instruction. Englewood Cliffs, NJ: Educational Technology, 1980.
  2. Claus J (ed.), Hendricson BD, Kleffner JH, Scheid RC. Titus HW, Winter MG. How to lecture effectively, 2d. edition. National Curriculum for Dental Educators, 1989.
  3. Gage NL, Berliner DC. Educatinal psychology, ed. Boston: Houghton Miffli, 1979.
  4. IDEA Papers from the Center for Faculty Evaluation adn Development. Kansas State University, 1615 Anderson Av, Manhattan KS 66502-40703.
  5. McKeachie WJ. Teaching tips: a guide for the beginning college teacher, 9th ed. Lexington, MA, DC, Heath, 1994.